Amazon apoya los esfuerzos humanitarios en Ucrania | Más información >>

Cómo recortar los gastos de tu empresa y ahorrar dinero cada mes

Consejos para recortar gastos de empresa

Recortar gastos de empresa es una de las principales preocupaciones de todos los negocios, en este artículo te daremos algunos consejos para conseguirlo.

A la hora de equilibrar la balanza de las cuentas de tu negocio, recortar los gastos de empresa es una de las herramientas más efectivas de las que dispones, ya que hacerlo únicamente depende de ti, a diferencia de otros elementos que dependen de factores externos, como los ingresos.

 

Pero no pienses que no existe una relación entre la reducción de los gastos de empresa y los ingresos, ya que recortar gastos no solo te ayuda a ahorrar, sino que también puede rentabilizar tu proceso de producción (reduciendo el tiempo del mismo, el coste de los materiales, etc.) lo que a su vez te permitirá ajustar el precio de tus productos y vender más, o bien mantenerlo y tener más margen de beneficio en cada venta.

 

En este artículo te explicaremos qué podemos considerar como gastos de empresa y te daremos algunos consejos para reducirlos sin que hacerlo afecte negativamente a tu negocio.

 

 

Qué es un gasto de empresa

 

 

Como gastos de empresa entendemos el conjunto total de gastos que cualquier negocio debe desembolsar debido a su propia actividad económica. Cuando estos gastos son superiores a los ingresos, el negocio está en pérdidas.

 

Los gastos de empresa se enmarcan en diferentes grupos:

 

●      Gastos de constitución: se trata de aquellos gastos que toda empresa debe pagar por el mero hecho de constituirse legalmente como tal. Si no se pagan, no podrá llevar a cabo su actividad económica. Entre ellos encontramos, por ejemplo, los gastos notariales o los gastos de registro.

 

●      Gastos de primer establecimiento: en esta categoría se enmarcan los gastos que deben efectuarse para, una vez ya se ha constituido la empresa, poder ponerla en funcionamiento y hacer que se desarrolle correctamente durante las primeras etapas de su andadura, como son los gastos técnicos o de publicidad.

 

●      Gastos fijos: los gastos fijos de una empresa son aquellos que se pagan independientemente de la actividad económica y los ingresos de esta, como son los impuestos, los pagos y las tasas a la Seguridad Social, etc.

 

●      Gastos variables: los gastos variables son aquellos que sí dependen de la actividad económica de la empresa, como los gastos de producción, de suministros, por compras de materias primas, etc.

 

●      Gastos mixtos: por último, encontramos los gastos mixtos, es decir, aquellos a medio camino entre los fijos y los variables, que se caracterizan porque se debe pagar una cantidad recurrentemente, pero esta puede variar, debido a cambios en la empresa, en el proceso de producción, etc. Por ejemplo, imagina que tienes un negocio de limpieza para el sector de la hostelería en una zona muy turística; durante la temporada baja, el gasto mensual en productos y herramientas de limpieza es de 2.000 euros, pero en temporada alta asciende hasta los 10.000. Esto sería un gasto variable, ya que a pesar de ser estable en el tiempo, tiene grandes variaciones en función de la demanda, etc.

 

 

Cómo recortar gastos de empresa

 

 

Ahora que ya sabes en qué consisten, te daremos algunos consejos básicos que te ayudarán a reducir los gastos de la empresa mes a mes.

 

●      Analiza tus gastos de empresa: lo primero que tienes que hacer para saber dónde puedes recortar es ver cuáles son los gastos que tienes en este momento. En estos casos, normalmente no se tienen en cuenta los gastos de constitución ni los gastos de primer establecimiento, ya que, se considera que no son recurrentes, por lo que tendrás que centrarte en los gastos fijos, variables y mixtos.

 

●      Mejora tu proceso de compras de empresa: habitualmente, una de las mejores formas de recortar gastos de empresa es mejorando el proceso de gestión de compras. Para ello un requisito fundamental es designar a un responsable de compras y centralizar el proceso a través de esa persona o departamento, sobre todo en el caso de las compras de poco valor económico, que habitualmente no se supervisan (como el gasto en papelería y material de oficina, por ejemplo) ya que si no se controlan es posible que se dupliquen, etc. Esta, de hecho, es una de las principales fuentes de gastos innecesarios de las empresas, ya que, aunque individualmente la cantidad sea pequeña, el coste total acaba teniendo un gran impacto.

 

●      No te conformes con tus proveedores: encontrar los proveedores adecuados para las necesidades de tu negocio es crucial para reducir los gastos de tu empresa. Puede que lleves muchos años con los mismos y que confíes en ellos, pero a veces hace falta comparar con otros y comprobar si realmente te están ofreciendo los mejores precios, si sus ofertas son las más generosas y si valoran tu confianza en ellos con descuentos en tus compras habituales o en tus compras de grandes cantidades. Cuanto más amplia sea la comparativa, más referencias tendrás a la hora de negociar con tus proveedores habituales, y en el caso de que no llegue a buen puerto, tendrás un gran abanico de nuevos proveedores a los que acudir para disfrutar de mejores precios que te ayuden a reducir gastos en tu epresa.

 

●      Mantén el equilibrio en tu inventario: establece un equilibrio entre no comprar más materiales de los que necesites para tu proceso de producción y no generar parones en tu cadena de suministro.

 

●      Digitaliza y automatiza tus procesos: en todas las empresas, existen una gran cantidad de procesos mecánicos que nos hacen perder un tiempo muy valioso, como puede ser la facturación, la contabilidad, la gestión de pagos, etc. Digitalizar y automatizar dichos procesos aumentará el tiempo del que disponéis tanto tú como tus trabajadores y os permitirá dedicarle más tiempo a otros procesos más importantes, aumentando la eficiencia y la productividad general de la compañía.

 

●      Optimiza tu proceso de producción: invertir en herramientas, maquinaria, programas, etc., que optimicen tus procesos productivos es también una forma de recortar gastos, ya que, a pesar de que inicialmente puedan suponer una inversión que en algunos casos pueda llegar a requerir de mucho capital, a medio y largo plazo acabará revirtiendo positivamente en tu empresa, reduciendo tiempos y aumentando tu productividad y por lo tanto tu eficiencia.

 

●      Mejora tu eficiencia energética: los gastos de suministros son otros de los gastos que pasan habitualmente desapercibidos. Por eso es importante mejorar la eficiencia energética de tu empresa. La forma más fácil de hacerlo es intentar reducir los gastos de luz, agua, gas, etc., concienciando a toda la plantilla e implementando algunas medidas sencillas, como puede ser el uso de temporizadores en algunas máquinas para que no estén consumiendo las 24 horas del día, o incluso, si fuese necesario, mediante reformas que optimicen el consumo de recursos energéticos (abrir ventanas para aprovechar mejor la luz natural, reforzar el aislamiento para gastar menos en calefacción, etc.).

 

●      Supervisa el proceso y mejóralo constantemente: para acabar, debes tener en cuenta que esto es un proceso continuo. Si una vez hayas analizado tus gastos y los hayas reducido no continúas revisando a dónde se destinan tus recursos y cómo optimizarlos, los problemas no tardarán en surgir de nuevo ya que el mercado está en constante cambio.

 

Y ya que estamos hablando de recortar gastos de empresa, debes saber que en Amazon Business te ofrecemos de forma gratuita muchos medios para poder empezar a reducir tus gastos desde hoy mismo. Somos la plataforma de compras para profesionales creada por Amazon y en nuestro marketplace encontrarás más de tres millones de productos con los mejores precios, miles de proveedores de calidad garantizada con los que podrás ponerte en contacto con un solo clic, ofertas diarias, descuentos por cantidad y en tus compras habituales.

 

No solo eso, también encontrarás soluciones digitales para empresas que te ayudarán a automatizar y agilizar, entre muchas otras cosas, tu proceso de compra y de facturación, así como informes de gastos que te facilitarán la organización de los recursos de tu empresa. Recuerda que formar parte de Amazon Business es totalmente gratuito, ¡solo tienes que registrarte!

 

 

Artículos más recientes