close icon

Notificación: Amazon Business Exchange 2021

5 de octubre, 2021 | Únete a nuestro evento virtual y gratuito con líderes de compras de todas las industrias, que compartirán sus consejos y estrategias para ayudarte a trabajar de forma más rápida, inteligente y eficiente.

Hero image

¿Qué es un contrato mercantil para autónomos y cómo funciona?

Te explicamos todo lo que necesitas saber sobre el contrato mercantil para autónomos.

Los autónomos que desarrollan su actividad laboral en España acuerdan los servicios que ofrecen a empresas mediante un tipo de contrato específico: el contrato mercantil. Si te interesa esta posibilidad laboral, te explicamos todo lo que necesitas saber antes de firmarlo.

 

 

¿Qué es y cuáles son las características de un contrato mercantil para autónomos?

 

 

El contrato mercantil es únicamente válido para la contratación de autónomos, por lo que deberás estar dado de alta en el Régimen General de Trabajadores Autónomos (RETA).

 

Debes saber que por ser un trabajador autónomo no tendrás derecho a paro en el caso de que rescindan tu contrato. Además, como autónomo mismo tendrás que aportar las herramientas necesarias para desarrollar tu actividad laboral. Por ejemplo, un diseñador deberá utilizar su propio ordenador, las herramientas de hardware y las licencias de software que utilice, etc.

 

Para percibir la retribución por el trabajo realizado, deberás emitir facturas con IVA y, si procede, IRPF al contratante.

 

Se trata de un tipo de contrato que, si bien en algunos casos puede dejar al trabajador en situación de vulnerabilidad, a la vez permite al autónomo disfrutar de una gran flexibilidad laboral y horaria, ya que puede compaginar varios de estos contratos a la vez y no está sujeto a un lugar de trabajo ni tampoco a los horarios que establecen las empresas para sus trabajadores.

 

Por otro lado, con este tipo de contratos las empresas se ahorran el IRPF y el IVA de estos trabajadores autónomos, y no tiene que pagar vacaciones, ni bajas, ni finiquitos ni indemnizaciones por despido, lo cual hace que en términos generales les sea más barato.

 

 

Qué información debe incluir un contrato mercantil

 

 

El contrato mercantil de un autónomo debe incluir:

 

●   Los datos referentes a la actividad económica de ambos firmantes (parte contratante y parte contratada) incluyendo el nombre comercial, la razón social, el NIF y el domicilio, así como los datos personales.

 

●   El fin comercial del contrato.

 

●   La duración del contrato.

 

●   Precio pactado y forma de pago. El precio puede ser por hora o por jornada de trabajo, o bien una retribución única previamente acordada. En el caso de que se incluya una comisión dentro de la retribución (o bien que la comisión sea la forma de retribución, como sucede a menudo en los contratos mercantiles para comerciales autónomos), deberá concretarse el porcentaje en el contrato.

●   Obligaciones de las partes.

 

 

Diferencias entre el contrato mercantil para autónomos, el contrato TRADE y el contrato laboral

 

 

Es muy importante que entiendas las diferencias entre el contrato mercantil y el contrato de Trabajador Autónomo Económicamente Dependiente (TRADE), ya que ambos contratos definen la relación laboral entre el autónomo y la empresa que lo contrata.

 

El contrato de TRADE implica que, como mínimo, el 75% de tus ingresos provienen directamente de un mismo pagador. Por ello mismo, se establecen para el trabajador autónomo las horas de trabajo diarias, los días libres de cada semana, los días festivos y, al menos, 18 días de vacaciones al año. A cambio de esa pérdida de flexibilidad e independencia, también permite al autónomo disfrutar de un permiso de paternidad o maternidad y cobrar el paro por despido injustificado.

 

Por otro lado, un contrato laboral implica la dependencia del trabajador (que además debe pertenecer al Régimen General de Trabajadores) respecto a la empresa, y por lo tanto debe cumplir con los horarios y el calendario laboral que este determine, debe usar el material proporcionado por la empresa, etc.

 

Si, habiendo firmado un contrato mercantil, tu relación laboral con la empresa se desarrolla en los términos de un contrato laboral o un contrato de TRADE, eres un falso autónomo, lo cual te puede perjudicar, ya que seguirás pagando tu cuota de autónomos, etc., sin poder disfrutar de los derechos y garantías de los que pueden disfrutar los trabajadores que se encuentran bajo esos contratos.

 

Ahora que ya conoces las partes del contrato mercantil de un autónomo, sus ventajas y desventajas, así como las diferencias entre este y otros contratos similares, tienes la información necesaria para saber qué es lo que mejor te conviene a la hora de concretar tu relación laboral con una empresa.

 

 

Artículos más recientes