Descubre cómo implantar el teletrabajo de forma sencilla

Cómo implantar el teletrabajo

Si estás pensando cómo implantar el teletrabajo en tu empresa, aquí te ofrecemos algunos consejos que te ayudarán a hacerlo de forma sencilla.

Debido a la pandemia, el teletrabajo ha experimentado un crecimiento sin precedentes en España, por eso, saber cómo implantar el teletrabajo de forma eficiente es algo muy importante no solo para las empresas que ya lo están haciendo sino también para aquellas que consideran que es una herramienta interesante y que puede contribuir al crecimiento de su negocio y al bienestar de sus trabajadores.

 

Según un estudio reciente de EADA Business School, en el que se ha analizado como ha cambiado la valoración del teletrabajo en España por parte de los propios trabajadores, el 68% de los encuestados señalan que ha sido un cambio positivo y que a lo largo de este último año los problemas iniciales (como las distracciones familiares o la falta de un espacio de trabajo adaptado) han descendido hasta ser prácticamente insignificantes. Además, las empresas coincidían en señalar un notable aumento de la productividad gracias al trabajo desde casa.

 

Pero, aunque son muchas las empresas que siguen apostando por él, con la mejora de la situación también han sido muchas las empresas que han decidido volver al trabajo presencial. Eso se debe, en parte, a que muchas empresas españolas, principalmente las más pequeñas, no han dado el paso todavía a la transformación digital, así como por una cuestión de cultura laboral.

 

Y aunque es cierto que no es oro todo lo que reluce y que el teletrabajo también tiene algunas contrapartidas (en el mismo estudio de EADA señalaban que el 53% de los trabajadores se sentían desconectados de sus equipos), los beneficios siguen siendo mayores. Por eso, en este artículo te explicaremos cómo implantar el teletrabajo y te daremos algunos consejos para trabajar desde casa.

 

 

Qué es el teletrabajo

 

 

Para saber cómo implantar el teletrabajo, lo primero es tener claro a qué nos referimos, ya que no significa simplemente trabajar fuera del centro de trabajo. El teletrabajo implica también un modo de trabajo flexible en el que el empleado, en consonancia con las necesidades de la empresa, los clientes, etc., determina tanto el horario como el lugar en el que desarrollará su actividad profesional.

 

El objetivo de esto es doble: por un lado, se quiere mejorar la conciliación entre la vida laboral y la vida personal de los empleados, a la vez que se busca aumentar la productividad de la empresa. No se trata de objetivos contradictorios, los estudios sobre cultura empresarial y sobre buen ambiente laboral señalan que un trabajador contento, motivado, que siente que cuenta con la confianza de la empresa, etc., es un trabajador mucho más productivo.

 

A la vez, esta flexibilidad permite al trabajador escoger el momento y el lugar en el que él es más eficiente para una tarea concreta. Por ejemplo, un publicista puede sentirse más inspirado para escribir cierto tipo de contenidos solo en su casa por la noche, mientras que para crear una estrategia comercial puede tener mejores ideas por la mañana en una reunión presencial con el equipo. El teletrabajo le otorga la flexibilidad para poder hacer ambas cosas.

 

Por otro lado, la empresa ahorra en material de oficina, suministros, y muchos otros gastos de empresa. Incluso, dependiendo del nivel de implementación, puede decidir mudarse a otro local más pequeño, ya que no tiene necesidad de albergar en él a toda la plantilla, lo que también ayuda a reducir los gastos.

 

 

Cuáles son los tipos de teletrabajo

 

 

Ahora que ya sabes en qué consiste el trabajo en remoto, lo siguiente que tienes que saber si te preguntas cómo implantar el teletrabajo son los tipos que existen. Principalmente se considera que existen dos modalidades de trabajo a distancia:

 

  • Teletrabajo completo: en este modelo de teletrabajo, el empleado acude a la oficina solo cuando él lo decida, pudiendo trabajar en remoto totalmente a excepción de algunos momentos puntuales, como pueden ser reuniones, etc.
  • Teletrabajo mixto: en este caso, se trata de una modalidad de teletrabajo en la que la empresa determina unos periodos de la jornada laboral (ya sea una parte del horario del día o bien uno o varios de los días de la semana) en los que los trabajadores deberán acudir al centro de trabajo y otros en los que podrán trabajar en remoto.

 

También existen modalidades de teletrabajo en función del lugar en el que se lleve a cabo: en el domicilio del trabajador, en un telecentro (un lugar habilitado por la empresa para trabajar fuera del centro de trabajo principal) y el modelo mixto.

 

 

Consejos para trabajar desde casa

 

 

A continuación, te ofrecemos algunos consejos para el teletrabajo que te ayudarán a saber cómo adoptar el teletrabajo de forma adecuada.

 

●      Adecúa tu espacio de trabajo: tu lugar de trabajo es muy importante. Si puedes, adecúa una de las habitaciones o el espacio de una de ellas de forma que, dentro de las posibilidades de tu casa, estés aislado. Compra el material de oficina necesario para que estés cómodo: una silla adecuada, un escritorio, un soporte para la pantalla…

 

●      Intenta evitar las distracciones domésticas: trabajar en casa abre la puerta a toda una serie de distracciones que no tienes en un centro de trabajo, como las producidas por las personas con las que convivas, las derivadas de las tareas domésticas o las que pueden surgir al no sentirte supervisado. Recuerda que un elemento clave para que funcione el trabajo en remoto es la capacidad de funcionar de forma autónoma.

 

●      Organiza tu horario: no se trata de crear un horario fijo si no es necesario, sino de entender cuál es el ritmo de trabajo de tu equipo y de tus clientes, cuáles son sus necesidades, y, a la vez, reconocer cuándo eres tú más productivo. En función de eso, podrás crear un horario trabajo equilibrada que te permitirá ser más productivo, adaptándote a tu propia situación, siempre en coordinación con las necesidades de la empresa.

 

●      Mantén siempre un canal de comunicación: como ya hemos dicho, la autonomía implica responsabilidad, y una de las responsabilidades del trabajo a distancia implica mantener una buena línea de comunicación con el resto de tu equipo. Lo más sencillo es revisar las notificaciones de tu correo electrónico y de tus aplicaciones de mensajería, así como tener siempre el teléfono a mano.

 

●      Economiza tus reuniones: las reuniones son muy útiles y tienen una importancia especial al trabajar en remoto ya que la comunicación verbal es menos frecuente, pero no siempre hacen falta. Todos sabemos que hay reuniones que podrían haber sido un mail y largas cadenas de mails que podrían haberse solucionado con una reunión de media hora.

 

●      No olvides desconectar cada cierto tiempo: en un centro de trabajo esto es habitual, ya que lo más normal es hablar en cierta medida con los compañeros, ir a tomar un café, etc. Pequeñas pausas que nos ayudan a desconectar y volver con fuerzas renovadas al trabajo. Es importante que no olvides también tomarte estos tiempos cuando estás trabajando en casa.

 

●      Recuerda moverte: lo mismo ocurre con el movimiento. Muchos trabajos en remoto son trabajos sedentarios. En una oficina es normal moverse, pero trabajando desde casa a veces podemos olvidarlo incluso en nuestras pausas, especialmente si trabajamos con un ordenador, por eso es importante recordar la importancia de levantarse y moverse.

 

Con estos consejos para trabajar desde casa, podrás implementar el teletrabajo de forma sencilla, aumentando la productividad de tu empresa y reduciendo los gastos. Si buscas más consejos para empresas, visita nuestro blog, donde encontrarás artículos como este, así como sobre impuestos, deducciones, financiación y muchos otros temas relevantes para empresas y autónomos.

 

Y ya que estás aquí, ¿por qué no le echas un vistazo a todo lo que podemos ofrecerte desde Amazon Business? Somos una plataforma de compras exclusiva para profesionales creada por Amazon en la que encontrarás más de tres millones de productos al mejor precio, miles de proveedores de calidad garantizada que te ofrecerán grandes descuentos por volumen de compra, así como rebajas en tus compras recurrentes. Además, podrás encontrar herramientas digitales que te ayudarán a agilizar y simplificar tus procesos internos, como la facturación o el análisis de gastos. Utilizar nuestro marketplace es totalmente gratuito, ¡solo tienes que registrarte!

 

 

Artículos más recientes