close icon

Notificación: Amazon Business Exchange 2021

5 de octubre, 2021 | Únete a nuestro evento virtual y gratuito con líderes de compras de todas las industrias, que compartirán sus consejos y estrategias para ayudarte a trabajar de forma más rápida, inteligente y eficiente.

Descubre cuáles son los tipos de facturas que existen en España

Cuáles son los tipos de facturas que existen en España

Las facturas son un elemento crucial de todo trabajador por cuenta propia, descubre cuáles son los tipos de facturas existen y cuándo utilizarlos.

Las facturas son una parte esencial de la actividad laboral de todo trabajador por cuenta propia. Desde cómo hacer una factura correctamente hasta cómo archivarlas de forma adecuada, el proceso de facturación es uno de los pilares de la contabilidad de cualquier empresa. En Amazon Business lo sabemos bien, por eso en este artículo te explicaremos cuales son los diferentes tipos de facturas que existen en nuestro país y cuándo debes utilizarlos.

 

 

Factura completa y factura simplificada

 

 

Aunque existen distintos tipos de facturas, si te preguntas cuáles son los tipos de facturas más habituales, estos son sin duda la factura completa y la factura simplificada. A continuación te explicamos en qué consiste cada uno:

 

 

Factura completa

 

La factura completa es el tipo de factura común en todo tipo de operaciones comerciales, de ahí que también se la conozca oficialmente como factura ordinaria. Su objetivo no es otro que acreditar este tipo de operaciones y constatar la compraventa de bienes y servicios por parte tanto de profesionales como particulares. Pueden ser emitidas tanto de forma analógica (en papel) como de forma digital, pero en ambos casos deben recoger la misma información, que es la que acreditará correctamente la transacción y permitirá a la Agencia Tributaria corroborarla y contabilizarla correctamente, a la vez que permitirá al emisor y/o al receptor solicitar la deducción del IVA o del IRPF si dicha transacción se encuentra entre las operaciones deducibles para profesionales.

 

Los datos que estas facturas deben incluir son los siguientes:

 

●      Número de factura, que deberá hacerse siguiendo una numeración correlativa y coincidente con el resto de facturas emitidas desde el inicio del año fiscal.

 

●      Fecha de expedición de la factura

 

●      Nombre y apellidos/Razón social del emisor

 

●      Número de Identificación Fiscal del emisor y del receptor

 

●      Importe de la factura. Es importante tener en cuenta que una factura puede referir a varias operaciones comerciales, por lo que debe especificarse cada operación dentro de la factura y el importe de la misma, y por último el importe del conjunto, que sería el importe total de la factura. Si se tratase de una factura por una única operación, sería el mismo.

 

●      Concepto, es decir, a qué se debe la factura, que bien o servicio se ha emitido que la justifique.

 

●      IVA e IRPF

 

●      Importe total de la factura, que se obtiene al aplicar al importe de la factura el IVA y el IRPF.

 

 

Factura simplificada

 

Las facturas simplificadas son aquellas que, como su propio nombre indica, son más sencillas que las facturas ordinarias ya que para cumplimentarse correctamente no hacen falta tantos datos. Este tipo de facturas están limitadas a operaciones cuyo importe total (es decir, una vez se han aplicado los impuestos pertinentes) sea menor de 400 euros.

 

En las facturas simplificadas solo deben aparecer los datos del emisor de la misma, que deberán incluir: nombre y apellidos o razón social, NIF del emisor, concepto, importe total a percibir (no hace falta que esté desglosado) y tipo impositivo. Para poder deducir el IVA de la factura simplificada, el emisor debe también incluir el NIF y el domicilio del destinatario de la misma y la cuota repercutida.

 

 

Distintos tipos de facturas

 

 

Más allá de estas dos categorías principales, existen tres distintos tipos de facturas menos habituales pero que están estrechamente vinculados a las formas de facturación ordinaria y simplificada pues, de hecho, desde la desaparición de los tiquets, son los únicos tipos de factura a nivel oficial que contempla la Agencia Tributaria. Eso no significa que no tengan validez sino que, como decíamos, en el fondo son variaciones de los principales tipos de facturas. Si te preguntas cuáles son estos tipos de facturas, se tratan de la factura proforma, la factura recapitulativa y la factura rectificativa:

 

●      Factura proforma: es el único de los distintos tipos de facturas que no tiene validez contable ni fiscal. Se trata de un documento mediante el cual el emisor remite al destinatario la información de la futura factura en un documento en el que constan todos los datos que aparecerán en ella, de forma que el receptor valide la información.

 

●      Factura recapitulativa: se trata de una factura en la cual se recogen las facturas ordinarias que durante un determinado periodo de tiempo se han hecho a un mismo cliente. Por ejemplo, si durante un mes has emitido semanalmente una factura a un cliente determinado, en vez de enviarlas semanalmente, puedes recogerlas en una única factura recapitulativa a final de mes.

 

●      Factura rectificativa: como su nombre indica se trata de una factura que rectifica algún dato erróneo de una factura anteriormente emitida. Si tienes que emitir una factura de este tipo, debes señalar que se trata de una factura rectificativa, así como la factura a la que se hace referencia y los datos que deben rectificarse.

 

 

Y ahora que ya conoces los distintos tipos de facturas que existen en España, ¿por qué no pruebas una plataforma de compras para autónomos y empresas que no solo te ofrece los mejores precios, sino también la forma más fácil de gestionar las facturas de tus compras profesionales? Visita nuestra página web, descubre todo lo que podemos ofrecerte y regístrate en Amazon Business, ¡cada día más profesionales como tú disfrutan de nuestros servicios!

Artículos más recientes