Amazon apoya los esfuerzos humanitarios en Ucrania | Más información >>

Cómo hacer un análisis CAME

Qué es un análisis CAME y cómo se hace

¿Quieres saber qué es un análisis CAME? En este artículo te lo explicamos todo para que puedas desarrollar y aplicar las mejores estrategias para tu negocio.

Después de hacer un análisis DAFO, muchas empresas tienen problemas a la hora de transformar los datos en estrategias. El análisis CAME tiene como objetivo ayudar a las empresas en este proceso. Si no conoces esta herramienta, en este artículo te explicaremos qué es un análisis CAME y te guiaremos a través de los pasos que tienes que dar para aplicarlo en tu negocio. 

 

Qué es un análisis CAME

El análisis CAME es una herramienta que sirve para desarrollar estrategias basándonos en los datos obtenidos préviamente mediante un análisis DAFO. El análisis DAFO sirve para descubrir cuatro elementos clave de toda actividad empresarial: debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. Lo que hace el análisis CAME es poner en relación estos factores con los tipos de acción que queremos llevar a cabo en nuestra empresa.

 

Por ello, a menudo se tratan de herramientas que van de la mano: primero se hace el análisis DAFO, luego el análisis CAME y, finalmente, se desarrolla una estrategia y se pone en práctica. 

 

Qué significa CAME

CAME es un acrónimo formado por las iniciales de las palabras corregir, afrontar, mantener y explotar, cada una de ellas es la respuesta a las palabras clave del análisis DAFO e indica una de las acciones fundamentales en las que se basan las estrategias diseñadas mediante estos análisis. Veámoslas una a una: 

  • Corregir (debilidades): toda estrategia debe empezar corrigiendo aquello que no funciona dentro de la compañía.
  • Afrontar (amenazas): ¿cuáles son las amenazas externas a las que tiene que hacer frente la empresa? Debemos detectarlas y afrontarlas.
  • Mantener (fortalezas): saber cuáles son nuestros puntos fuertes y afianzarnos en ellos.
  • Explotar (oportunidades): aprovechar al máximo las oportunidades que nos ofrece el mercado.

 

Errores al aplicar los análisis CAME

La gestión de los esfuerzos y de los recursos es el principal problema con el que se encuentran las empresas que aplican los análisis CAME

 

Por un lado, intentar abarcar demasiado y cambiar todos los aspectos de a la empresa a la vez provoca un sobresfuerzo que acaba generando más problemas de los que resuelve, ya no podemos supervisar todos los procesos a la vez. Por otro lado, tenemos que saber dónde y cuándo utilizar los recursos humanos, materiales y económicos de los que disponemos para que estas estrategias sean más efectivas. Por ello, la mejor solución es empezar por aquellos cambios que requieren un menor esfuerzo y una menor inversión, pero que podamos implementar fácilmente, ya que todo cambio que consigamos establecer será una ayuda que facilitará los cambios más ambiciosos que queramos aplicar en el futuro.

 

Las cuatro grandes estrategias del análisis CAME

Existen cuatro grandes estrategias derivadas de los análisis CAME: estrategias ofensivas, estrategias de supervivencia, estrategias defensivas, estrategias de orientación. Vamos a verlas por separado:

 

Estrategias ofensivas: se trata de estrategias de ataque y posicionamiento en el mercado. En este tipo de estrategias se busca aprovechar las fortalezas del negocio y las oportunidades que ofrece el mercado. Se trata de una estrategia muy interesante para empresas que tengan un elemento claramente competitivo que las diferencia del resto, ya que se aprovecha ese hueco de mercado para posicionar con mucha fuerza.

 

Estrategias de supervivencia: se trata de un tipo de estrategias que tienen como objetivo evitar las amenazas del mercado a la vez que se frenan o se eliminan las debilidades internas de la empresa. El objetivo es contener los daños de una situación desfavorable hasta que esta pueda redirigirse.

 

Estrategias defensivas: son aquellas en las que un negocio utiliza sus principales fortalezas para defenderse de las amenazas del mercado. Se trata de una estrategia más efectiva para aquellas empresas que ya están consolidadas en el mercado, ya que pueden hacerse valer más frente a los competidores.

 

Estrategias de reorientación: se trata de una acción en la que se corrigen las debilidades de la empresa y se aprovechan las oportunidades del mercado para darle un nuevo rumbo al negocio.


Ahora que ya conoces qué es el análisis CAME y cómo puede aplicarse, explora nuestro blog y encuentra más consejos para empresas que ayudarán a tu negocio a crecer. Aprovechando que estás aquí, ¿por qué no descubres todo lo que podemos hacer por ti en Amazon Business? Somos la plataforma de compra exclusiva para empresas y autónomos creada por Amazon, en la que podrás encontrar más de tres millones de productos al mejor precio, miles de proveedores con los que podrás contactar rápida y fácilmente, ofertas diarias, descuentos en todas tus compras, los servicios logísticos de Amazon en todos tus pedidos, y muchas otras ventajas. Además, podrás disfrutar de las herramientas digitales como la facturación automática con IVA, los análisis de compras para descubrir mejores ofertas o los informes de gastos personalizados. ¿Quieres saber más? ¡Visita nuestra web!

Regístrate gratis en Amazon Business

Descubre artículos similares